Preguntas para contratar a un diseñador gráfico

- Diseño gráfico

Preguntas para contratar a un diseñador grafico¿Tienes que contratar a un diseñador gráfico, pero no sabes cómo elegir? ¿No tienes ni idea de qué debes valorar en un servicio así?

En este post descubrirás la respuesta a estas 2 preguntas. Hoy te aclaro todo lo que necesitas saber sobre el trabajo de un diseñador.

1. Portfolio

El portfolio es una de las cuestiones más importantes que considerar a la hora de valorar el trabajo de un diseñador gráfico.

Por encima de cualquier currículum, página de “Sobre mí” o testimonio, el portfolio es lo que más referencias te va a dar de cómo desarrolla su trabajo un diseñador.

Consejo: nunca contrates los servicios del primer profesional del que hayas visto su portfolio. Aunque te encante y pienses que es tu diseñador ideal, sigue mirando para encontrar lo que más se ajusta a tus necesidades.

Al ver muchos trabajos distintos tendrás más ideas, enfoques y perspectiva. También te ayudará a saber mejor lo que quieres para tu proyecto.

2. Número de revisiones

Este es el eterno miedo que tiene cualquier persona antes de contratar a un diseñador gráfico: “Y si no me gusta, ¿podremos cambiarlo?”.

Lo normal es que el diseñador te permita realizar un número determinado de cambios, pero también es importante que fijéis cuántos serán. Así ambos sabréis a qué ateneros. Y por supuesto, ten en cuenta que el diseñador no te pasará el archivo editable 😛

3. Diseño gráfico + web

Si estás buscando un diseñador gráfico, lo más probable es que estés creando la identidad corporativa de tu negocio. Y en ese caso, lo lógico es que también necesites que alguien te diseñe tu página web.

Si la agencia o el freelance ofrece ambos servicios, mejor que mejor. Siempre conseguirás un mejor resultado si la misma entidad se encarga de todas las labores de diseño que si contratas a personas distintas para cada tarea.

Además, contratar ambos servicios juntos (diseño gráfico y web) te resultará interesante por el precio, porque la mayoría de profesionales ofrecen planes o packs especiales que incluyen todo.

4. Atención postventa o soporte

Este punto sigue la misma línea que las revisiones. Si has pedido que te diseñen tu nuevo blog o tienda online, es recomendable que pactes cómo será la atención postventa.

Por ejemplo, puedes plantear las siguientes preguntas:

  • ¿Hay algún tipo de mantenimiento incluido?
  • ¿Ofrecen soporte si no sabes usar algo?
  • ¿Recibirás pautas de cómo usar la web?

Uno de los grandes errores que cometen muchas personas cuando se plantean contratar un servicio de diseño web es infravalorar este punto.

Al principio todos nos obsesionamos con el precio y queremos ahorrar hasta el último céntimo. Sin embargo, saber que puedes acudir a alguien si te surge un imprevisto no tiene precio.

Antes o después, cualquier web tiene algún problema técnico. Ni te imaginas lo frustrante que es ver tu web caída y no tener a quién recurrir.

Contratar a un disenador gráfico

5. Extras

Como en cualquier otra profesión, el diseñador mejora sus servicios incluyendo ciertos extras y ventajas que lo diferencien de la competencia. Algunos de los más habituales son los siguientes:

  • Tipos de archivos: tener tu logo o cualquier otro elemento gráfico en diferentes formatos siempre es útil. Por ejemplo, si te lo entregan vectorizado, podrás adaptar su tamaño sin perder la proporción ni la calidad.
  • SEO: para una página web es indispensable que la prepares para salir en los buscadores. Pregunta siempre si la web estará optimizada para cargar rápido, si enviarán el sitemap a Google o si modificarán el archivo “robots.txt”.
  • Hosting y dominio: algunas agencias te ofrecen el servicio de alojamiento web y registro del dominio. Si eres muy novato en cuestiones tecnológicas, contar con esta opción puede ser interesante.
  • Multimedia: ¿tienes unas fotografías atractivas para tu web? ¿Te interesa crear algún vídeo para explicar mejor tu servicio? Hay agencias que también te ofrecen esa posibilidad.
  • Seguimiento: algunos diseñadores tienen páginas personalizadas donde el cliente puede seguir y revisar todos los avances.

No se trata de que busques a alguien que te ofrezca todas estas opciones. Valora qué es lo que a ti de verdad te interesa y elige a quien te proporcione el servicio más completo.

6. Precio

Cada vez que alguien me pregunta “Álvaro, ¿cuánto me gasto para el logo?”, siempre contesto lo mismo: el diseño no es un gasto, sino una inversión.

Diseñar no solo es saber usar el Photoshop y crear un logo bonito. El diseño impacta de forma directa en la marca de tu empresa. No deja de ser la primera impresión que se lleva un cliente de ti.

¿Tú entrarías en un negocio que vieses desordenado o sucio? Seguro que no.

Nunca valores el diseño por lo que tienes pagar, sino por lo que te va a proporcionar.

Prioriza siempre la calidad

Si dentro de poco tienes que contratar los servicios de un diseñador gráfico, el mejor consejo que te puedo dar es este.

Como he dicho antes, el diseño es una parte indispensable de tu negocio. Valóralo como se merece.