985 331 381 · 620 062 376 ···
Consejos para mejorar la velocidad de carga de tu página web

Los consejos para mejorar la velocidad de carga de tu página web podrían ser casi infinitos dependiendo de qué analicemos, pero algunos son más eficaces y fáciles de implementar que otros.

Nuestro mundo cada vez se mueve más rápido. Cuando aparece un nuevo modelo de iPhone, muchos se apresuran para ser los primeros en tenerlo y probarlo. Cuando hay noticias de última hora, nos pegamos a la televisión impacientados por conocer más información tan pronto como hay alguna actualización.

No debería sorprendernos, por tanto, que esa agilidad y velocidad de carga también la busquemos cuando navegamos por Internet. Todas las empresas y bloggers que tienen su propia página web saben que si su portal tarda más de dos segundos en cargar, van a perder muchas visitas al día y, como cabe suponer, también posibles clientes y dinero.

En el artículo de hoy, elegimos algunos de los mejores consejos para optimizar la carga de tu página web :

Elige una plantilla poco pesada

Cuando planeamos diseñar nuestra página, siempre tratamos de componer un diseño que armonice con nuestra marca y con nuestros contenidos. Por eso es importante saber elegir una buena plantilla.

Una de las opciones en estos casos, es dejar este trabajo en manos de un diseñador que identifique los valores estéticos de tu proyecto y sepa plasmarlos en una página bien maquetada y con una navegación fluida. Algunas empresas como la agencia de diseño web MEDIAKIA se encargan de diseñar tu página completamente a medida teniendo en cuenta aspectos tan importantes como la optimización SEO y el tiempo de carga.

Te puede interesar también :  Donde encontrar iconos gratuitos y de calidad para tu página web

Además, independientemente de si compras una plantilla profesional o escoges una gratuita, debes elegir una que se adapte correctamente a los distintos dispositivos que utilizarán tus usuarios (PC, Tablet y móvil).

Elimina aquello que no utilices

Cada elemento de tu página web (imágenes, tipografías, plugins y hojas de estilo) realiza peticiones HTTP y está demostrado que el 80% del tiempo de carga de una página está relacionado con la descarga de estos elementos. Utilizando herramientas como GTmetrix puedes calcular cuántas peticiones lanza en este momento tu página para después intentar reducir ese número. Pregúntate cuántas de las funcionalidades que posee tu web son realmente necesarias y procura eliminar aquellas más prescindibles.

Descríbenos qué necesitas y te enviaremos un presupuesto en 48 horas.

También debes eliminar las redirecciones innecesarias. Si bien a menudo son necesarias para reparar enlaces rotos, crean solicitudes HTTP adicionales que ralentizan aún más tu we

Optimiza tus imágenes

Es uno de los consejos más efectivos. Optimizar las imágenes permite que la velocidad de carga sea más rápida. Para nadie es un secreto que cuanto mayor sea el tamaño en píxeles de una imagen mayor será también el número de megabytes y por ende, el tiempo necesario para que esa imagen se visualice correctamente en pantalla.

Este es un factor primordial que debería ser tenido muy en cuenta cada vez que subas nuevos contenidos. Como consejo, tus fotos no deberían sobrepasar los 1.200 píxeles ni superar los 400 KB de peso, aunque siempre se pueden hacer excepciones. Tampoco se busca que la calidad visual sea sacrificada por cuestiones de tamaño y peso, por lo que lo ideal es buscar un equilibrio.

Te puede interesar también :  La importancia de un servicio de mantenimiento web profesional

Existen algunos plugins para WordPress muy interesantes que te permiten optimizar tus imágenes. Algunos de los más populares son Smush, ShortPixel y EWWW Image Optimizer.

¡Comprime más allá de tus imágenes!

Gzip es el estándar de la industria para esta práctica. Este software localiza líneas de código similar y las reemplaza para que todos sus archivos sean más pequeños. Comprimir tus archivos HTML y CSS puede ser tremendamente efectivo, ya que tienden a tener mucho espacio en blanco y código repetido.

La minificación elimina los caracteres innecesarios de los archivos, como el formato y los espacios en blanco. Básicamente, todo aquello prescindible para que el código funcione adecuadamente. Por otra parte, combinar estos archivos reduce la cantidad de peticiones HTTP necesarias al concentrarlas en grupos más pequeños.

¿Y cómo hago yo todo esto? te estarás preguntando. Para no utilizar más plugins de los necesarios, utilizaremos un plugin que nos ayude a esto y también nos sirva para definir un sistema de caché. Hablamos ahora de ello.

Utiliza un sistema de caché de archivos

Cuando un usuario entra a tu página, tu hosting o alojamiento necesita “crear” la página utilizando los archivos PHP y haciendo algunas llamadas a la base de datos. Y eso de que un servidor tenga que crear la página de nuevo para cada visitante es un esfuerzo demasiado grande. Para agilizar esto y además acelerar el tiempo que transcurre hasta que se muestra tu web a los usuarios, puedes guardar copias de esas páginas en caché para que se sirvan mucho más rápido.

En WordPress lo hacemos mediante plugins de caché y a menudo suelen venir acompañados de otras funcionalidades bastante útiles para optimizar la velocidad de carga. Entre los más populares están WP Rocket, W3 Total Cache o WP Fastest Cache.

Te puede interesar también :  Qué es un webmaster y cuáles son sus funciones más comúnes

Contar con un buen plan de hosting

Alojar tu página en un hosting profesional, bien configurado y con discos SSD a menudo disminuye drásticamente el tiempo de carga. Cuando el servidor no es capaz de absorber las necesidades de tu sitio, este hará que la página cargue más lenta. Por ejemplo, la conexión simultánea de muchos usuarios puede provocar el colapso de muchos hostings básicos. En estos casos, necesitarás ponerte en contacto con tus proveedores para escalar a un plan mejor o plantearte migrar tu página a un hosting diferente.

¿Cómo medir tu velocidad de carga actual?

Una de las mejores maneras para saber si necesitamos optimizar o no nuestra página, es aprendiendo a medir su velocidad de carga.

Para Google, lo recomendable es que las páginas carguen en menos de dos segundos. Tres segundos es el tiempo máximo de espera de la mayoría de los usuarios, por lo que si tu página lo supera tienes muchas papeletas para que los usuarios la abandonen y no posicione correctamente.

Hay infinidad de herramientas que se dedican a analizar tu página y su velocidad de carga, ofreciendo sugerencias muy útiles para corregir los errores detectados.

Algunos ejemplos son Google Page Speed Insight, Pingdom, GTMetrics, Webpage test, Page Scoring y Load Impact.

¿TE GUSTA EL ARTÍCULO?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 Votos - Promedio: 5,00 de 5
Cargando…